Croquetas de jamón ibérico

  • Tapas
  • 60+
  • Medio

Ingredientes (6 pax )

  • Aceite de Oliva de España
  • 100 gramos de harina
  • ½  litro de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • 200 gramos de jamón ibérico
  • Nuez moscada
  • Sal
  • 2 huevos
  • Pan rallado

Receta de croquetas de jamón ibérico 

Preparacion:

  1. En una sartén calentar cuatro cucharadas de Aceite de Oliva y rehogar a fuego suave la cebolla cortada en brunoise (pequeños dados de 1 a 2 mm de lado).  

    Cuando esté traslucida incorporar la harina y freírla sin parar de remover hasta que adquiera un tono tostado. 

    masa para Croquetas

  2. Calentar la leche, y sin dejar nunca de mover la vais incorporando poco a poco a la sartén hasta que empiece a cuajar la bechamel. El truco para conseguir una croqueta de concurso, es trabajar muy bien la bechamel, cuanto más tiempo dediquemos a este paso, más cremosas y suaves. (unos 15 minutos)  La masa siempre tiene que permanecer despegada de la sartén.

    Masa para croquetas

  3. Bajamos el fuego  e incorporamos el jamón (si preferís, podéis sustituir el jamón, por atún, pollo, beicon, carne asada, chorizo etc…) ponemos al gusto, la nuez moscada y la sal. Vuestra bechamel estará lista cuando al pasar la cuchara la masa se despegue con facilidad.

    masa para croquetas de jamón

  4. Verter en una fuente plana y dejad enfriar la masa antes de moldear las croquetas. Un truco para que no se reseque la bechamel es cubrirla con film transparente.
  5. A la croqueta se le pueden dar muchas formas y tamaños. La tradicional es la forma alargada, aunque las podéis hacer redondas o cuadradas. 

    Sea cual sea la forma que le deis a la croqueta, ésta debe quedar sin fisuras para que su empanado sea perfecto y hermético y evitar así que el relleno salga por la sartén. Una forma de conseguirlo es utilizar un dispensador de helado o una manga pastelera. Nos ahorrará tiempo y la masa saldrá compactada y sin grietas. 

    Paso a paso para hacer croquetas

  6. Un ligero rebozado en pan rallado nos ayudará a terminar de dar forma a nuestra croqueta.
  7. Ahora en un plato batir dos huevos. Un truco para que doblen su volumen y  os cunda mucho más, es comenzar batiendo las claras y después las yemas. Veréis como os sorprende el resultado.
  8. Se mojan las croquetas en el huevo retirando el exceso,  después se cubren nuevamente con el  pan rallado. Pasas la croqueta de una mano a otra para que pierda el pan sobrante.
  9. Llegamos al final. Freírlas en abundante Aceite de Oliva de España, el truco estrella de esta receta. 

    Lo primero que se debe hacer es ‘sellar’ las croquetas, para ello es fundamental que el aceite esté muy caliente. Debéis darles la vuelta en el primer minuto para cerrar la costra del empanado, haced lo mismo por el otro lado. Bajad a fuego medio y siempre con mucho cuidado las volteáis de nuevo para controlar el tono dorado. 

    freír croquetas

  10. Retirarlas de la sartén y disponerlas sobre un papel absorbente para quitar el exceso de aceite que pueda quedar.

    Crujientes, suaves y deliciosas croquetas de jamón

    Ya os hemos hablado de su versatilidad, y es que la croqueta admite infinidad de rellenos. Aun siendo su preparación básicamente la misma, el resultado puede ser completamente distinto.  

Croquetas de jamón ibérico

 

¿QUÉ TE APETECE?

Suscripción a newsletter

Suscribirme
Newsletter