RECETAS

Cebolla caramelizada

Volver a recetas

La cebolla caramelizada o cebolla confitada es, posiblemente, la guarnición más usada en los restaurantes españoles en los últimos años, y no sin razón. Pon en práctica esta receta de cebolla caramelizada y aprende a hacer un acompañamiento muy sabroso que marida a la perfección con carnes, verduras, quesos, etc.

Se llaman cebollas caramelizadas pero, como podrás comprobar, llevan una minúscula proporción de azúcar. Eso es porque la propia cebolla contiene azúcares que comienzan un proceso de oxidación cuando se calientan. ¡Ojo! También es posible hacer una caramelización natural sin usar azúcar: sólo tendrás que saltarte el paso número 5 de esta receta y tener en cuenta que el proceso tardará unos 15 minutos más y deberás estar muy pendiente de que las cebollas no pasen de caramelizadas a quemadas.

Para esta receta usaremos un kilo de cebollas, pero aunque quizás parezca mucho al principio, ten en cuenta que después de cocinadas y caramelizadas el peso de las cebollas se habrá reducido ¾ partes, hasta unos 250 gramos. Con lo cual, el resultado final no será tanta cantidad.

Cómo preparar cebolla caramelizada:

  1. Corta las cebollas en juliana.
  2. En un cazo grande, añade las cebollas junto con el aceite de oliva español y un poco de sal. Aunque pueda parecer que la cebolla no cabe bien en el cazo, es bueno que quede apretada en el recipiente, porque esto facilitará que se cocine en su propio jugo.
  3. Tapa el cazo y ponlo a fuego bajo, para que no se pegue ni se dore. Si ves que se empieza a pegar, añade un poco de agua (unas 2 cucharadas). La cebolla irá soltando jugo y este se irá mezclando con el AOVE de España.
  4. Cocina durante media hora, tras la cual la cebolla habrá perdido casi todo su volumen y estará prácticamente transparente.
  5. Añade el azúcar y el vinagre sobre las cebollas (si optas por usarlos) y mézclalo todo. El vinagre balsámico aporta un leve punto ácido muy interesante, pero como ya hemos dicho, es opcional.
  6. Llegado este punto, sube el fuego a medio-fuerte, este será el paso definitivo para que la cebolla se caramelice junto al azúcar, proceso que tardará unos 6-8 minutos. Debes remover de vez en cuando para que no corra riesgo de pegarse y estar atento: cuando el líquido del cazo se evapore y veas que la cebolla tiene un color amarronado brillante, está lista.
  7. Pásala a un recipiente frío y déjala reposar a temperatura ambiente. Pasado un rato, puedes guardarla en el frigorífico, se mantendrá en perfecto estado durante varios días.

La cebolla caramelizada marida perfectamente con carnes, verduras y quesos

Cebolla caramelizada completada con éxito. Recuerda que a temperatura ambiente es como mejor se puede apreciar su sabor, así que, si la guardas en la nevera, sácala un rato antes de servirla. Como ves, esta receta de cebolla caramelizada es muy fácil, así que, pruébala, ¡no tienes excusa!

30 min
Baja
1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5

Ingredientes

  • 1 kg de cebollas blancas
  • 3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra de España
  • 2 cucharadas de agua
  • 80 gr de azúcar moreno (opcional)
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico (opcional)
  • Sal
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Recetas relacionadas

Deliciosas recetas elaboradas con Aceites de Oliva de España.
Hummus de remolacha
15 min
Baja
0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5