El versátil y delicioso GAZPACHO con Aceite de Oliva

Esta rica y saludable sopa fría consumida en gran parte del mundo, es uno de los mayores símbolos de la dieta mediterránea, de origen español como también lo son nuestros Aceites de Oliva de España. El primer paso que dio para ser reconocido fuera de nuestras fronteras, fue gracias a la emperatriz Eugenia de Montijo, que al contraer matrimonio con Napoleón III lo importó a Francia en el siglo XVIII y lo introdujo en sus celebraciones palaciegas.

Extendido por todo el mundo como un plato nacional español, el gazpacho combina magistralmente los vegetales, la sal, el pan y los ácidos grasos esenciales de los Aceites de Oliva de España.

Gracias a los maravillosos componentes con los que está elaborado el gazpacho, impulsaréis a vuestro organismo a tener una  mejor salud,  reduciréis la presión arterial y os estaréis regalando, vitaminas, minerales, fibra y abundantes nutrientes. Gran parte de estos beneficios, se lo debemos al uso de los Aceites de Oliva de España. Excelente antioxidantes naturales, disminuyen el envejecimiento de la membrana celular gracias a su contenido en vitamina E. Su consumo mejora el estado de nuestros huesos favoreciendo la calcificación ósea, su ácido oleico regula los niveles de colesterol en sangre y son una excelente ayuda para proteger la salud de nuestras arterias y del corazón.

El versátil gazpacho admite diversas guarniciones que enriquecen aún más su sabor. Es tradición acompañarlo con sus propios vegetales troceados. Pero el toque fundamental que potenciará su sabor y le dotará de esa textura cremosa irresistible, es el aceite de oliva virgen extra que elijas. A mi gusta utilizar el picual, se trata de un aceite con gran personalidad, es la aceituna reina de Andalucía, la más potente en antoxiodantes y polifenoles, tiene un sabor intenso y franco, y notas frescas con sabor a tomatera que realzan este plato.  Pero lo mejor en una mesa es innovar para sorprender. Así que aquí tenéis otras maneras de acompañar vuestro gazpacho y que también gustarán mucho:

GAZPACHO CON HELADO DE ACEITE DE OLIVA  Y MENTA:

Queda delicioso presentado con unas perlas de helado de aceite de oliva y menta, que serviremos en pequeños vasos. La fusión del gazpacho con el helado provoca una refrescante y exquisita sensación que no deja indiferente a nadie al tomarlo de un sorbo . Es una gran idea para presentar en un cocktail antes de una cena entre amigos.

Gazpacho con helado de aceite de oliva y menta

GAZPACHO CON FRESAS

También podéis apostar por la esbelta copa de champagne y poner trocitos de fresas. Se bebe despacio, muy frío y la mezcla resulta muy agradable. A mí me gusta incluir las fresas también en el propio gazpacho, le otorga un toque afrutado y exótico de lo más apetecible. En esta variante te aconsejo probar con un virgen extra de la variedad arbequina, se trata de un aceite afrutado y dulce, aterciopelado y suave que marida perfecto con esta variación del gazpacho.

Gazpacho con fresas

GAZPACHO CON CIGALAS

Otra gran idea es unir el gazpacho con el sabroso sabor de las cigalas.  Saltearlas  en Aceite de Oliva virgen extra de España y estará sencillamente, espectacular. Para esta variante prueba con el cornicabra, potenciará el sabor del mar creando un mar y montaña inolvidable en tu plato.

Gazpacho con cigalas

Cómo veis el gazpacho se puede presentar y acompañar de diversas formas, solo hace falta un poquito de imaginación y tu mejor aliado: Los Aceites de Oliva de España.

Ahora vamos a contaros como elaborarlo paso a paso. Nosotros hemos elegido como guarnición unos crujientes panecitos horneados con hiervas provenzales y Aceite de Oliva virgen extra de España, como os decía yo lo preparo con picual, pero tú puedes elegir el que más te guste, ya sabes que en España tenemos más de 200 variedades… una para cada paladar y todas deliciosas y sanísimas. Y después os mostraremos una versión del gazpacho totalmente distinta con tan solo un cambio en uno de sus ingredientes. ¿Queréis saber cual?

Gazpacho con picatostes

- Receta de gazpacho con aceite de oliva y picatostes - 

Cómo os comentamos al principio, para los más atrevidos a degustar nuevos sabores, podéis hacer una ligera variación en los ingredientes y sustituir tres cuartas partes del tomate por: ciruelas, cerezas o la jugosa sandía. Os quedará una versión igual de refrescante pero con un matiz de sabor muy distinto dependiendo del fruto elegido. Y podéis probar con Aceites de Oliva de España más suaves y dulces para esta versión, veréis que bien la acompañan.

Triturar las cerezas

Una excelente guarnición para estas versiones es el queso de cabra y unas hojas de menta. Qué aproveche!

Gazpacho de tomate y cerezas con queso de cabra y hojas de menta

 

 

 

<< Anterior Todo(s) Siguiente >>

Suscripción a newsletter

Suscribirme
Newsletter