Fajitas de pollo, plato apto para cocineros de todos los niveles

Aunque siempre que se habla de las fajitas de pollo, se suelen referir a ellas como un plato mexicano, sería más conveniente encuadrarlo dentro de la categoría de cocina Tex-Mex, es decir, una fusión entre la cocina mexicana y la texana.

Como todos sabemos, la característica principal de esta comida es el sabor fuerte y los toques picantes. Además, es un magnífico plato para preparar con los más pequeños de la casa, que podrán ayudar a preparar las salsas o la elaboración final del plato.

¿Cuál es el ingrediente principal de las fajitas?

Originariamente, las fajitas se preparaban sólo con carne de vaca que se asaba a la parrilla y se cortaba en tiras. Actualmente es normal encontrar fajitas de otros ingredientes como pollo, cerdo, verduras o incluso de atún.

¿Con qué salsas se acompañan las fajitas?

Aunque actualmente acompañamos las fajitas de cualquier salsa, las más típicas para aderezarlas son la crema agria, el guacamole (Prueba el guacamole preparado con aceite de oliva virgen extra) y el pico de gallo.

¿Cómo se sirven las fajitas?

Las fajitas pueden servirse enrolladas en tortillas de maíz pero lo normal es que se pongan los ingredientes en la mesa para que cada comensal se las prepare a su gusto.

Las fajitas de pollo son un plato completo y divertido, ya que lleva proteínas, verduras y, por supuesto, aceite de oliva virgen extra. Es el plato perfecto para una comida, cena o incluso para un picoteo viendo un partido. Por los ingredientes en la mesa y que cada comensal se prepare la fajita a su gusto, ¡así de divertido!

No te lo pienses dos veces, ¿tienes una cena con amigos y no sabes qué cocinar? Las fajitas son fáciles de hacer y hasta pueden ayudarte los más pequeños de la casa. Y no te pierdas las tres salsas con las que te proponemos acompañarlas. ¡Anímate!

Fajitas de pollo rellenas de verduras

- Ver receta completa: Fajitas de pollo - 

<< Anterior Todo(s) Siguiente >>

Suscripción a newsletter

Suscribirme
Newsletter