BLOG
Volver al blog

28 de noviembre del 2022

Cómo hacer crema de manos casera con aceite de oliva

crema de manos

Hoy en día es bien sabido que la piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, razón por la que su cuidado es importante. También se sabe que la piel de las manos es más fina que en otras zonas y que está más expuesta a ciertos elementos que la castigan. Ese es uno de los motivos por los que se irritan con facilidad, y por el que solemos recurrir a las cremas, especialmente si son de origen natural. La crema de manos, después de todo, es uno de los productos cosméticos más demandados.

No obstante, es interesante señalar que podemos preparar nuestra propia crema de manos con gran facilidad, y para ello nos vamos a servir de ingredientes tan naturales como el aceite de oliva.

Materiales que vamos a necesitar

Para preparar la crema que proponemos, y que es específica para las manos, únicamente vamos a precisar dos ingredientes. Ambos son naturales, así que no deberemos preocuparnos de si contienen productos químicos o de las reacciones que nos puedan provocar.

El primer ingrediente, claro está, será el aceite de oliva de España. Se trata de un producto al que estamos habituados, especialmente en el terreno culinario, pero que en este ámbito también nos puede ser de utilidad. No es de extrañar, pues muchas cremas y lociones emplean aceite de oliva. En este caso, tendremos suficiente con 60 gramos.

El otro ingrediente será cera de abeja. Con una lámina habrá suficiente, aunque tendremos que asegurarnos de que esta sea todo lo natural posible y de que no contenga aditivos.

¿Podemos doblar o triplicar las cantidades? Por supuesto. Sin embargo, lo recomendable es preparar menos cantidad e ir repitiendo el proceso cada vez que se acabe porque, al ser un producto natural, no contendrá conservantes de ningún tipo. Si consideramos que vamos a tardar en gastar la crema de manos, lo mejor será no preparar un gran volumen.

Preparación

Elaborar este tipo de crema de manos es muy fácil y no nos va a ocupar demasiado tiempo, de modo que podremos realizarla siempre que queramos.

Empezamos derritiendo la cera de abeja. Para lograrlo, solo hay que recurrir a la técnica del baño maría. Calentamos un poco de agua en un cazo o una olla pequeña y colocamos la lámina de cera en un recipiente que pueda soportar el calor, como un tarro de vidrio. Introducimos el recipiente en el agua, que calentamos a fuego lento, y vamos removiendo la cera conforme se vaya fundiendo.

Una vez que la cera esté derretida, procedemos a agregar el aceite de oliva sin apagar el fuego. Lo vertemos poco a poco, y vamos removiendo para que ambos productos se mezclen bien.

Cuando el aceite de oliva ya se haya integrado completamente en la cera, vertemos la mezcla en otro recipiente y esperamos a que se haya enfriado. Por último, si lo deseamos, podemos meter la crema en la nevera: así se solidificará y, además, se conservará mejor.

Como último consejo, podemos señalar que siempre es recomendable que el recipiente definitivo no sea transparente. De este modo, las propiedades del aceite de oliva se conservarán durante más tiempo.

0 Comentarios

Entradas relacionadas

Cuidado de los pies con aceite de oliva

13Ene | 23 Cuidado de los pies con aceite de oliva
Los pies son más importantes de lo que solemos pensar. Después de todo, nos sustentan durante horas y soportan el peso de...
0

Los platos más representativos de la cocina española

09Ene | 23 Los platos más representativos de la cocina española
No cabe duda de que la cocina española es única y que está cargada de sabor. Se trata, además, de una gastronomía...
0

Los platos tradicionales navideños en España

23Dic | 22 Los platos tradicionales navideños en España
No cabe duda de que las fiestas navideñas españolas giran en torno a la gastronomía. La gente, después de todo, mantiene la...
0

He leído y acepto las políticas de privacidad.

* Revisa los campos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete si quieres recibir más información de Aceites de Oliva de España