Las Denominaciones de Origen Protegidas reconocen a los aceites de oliva virgen extra producidos en zonas concretas, con unas variedades determinadas (una sola variedad o varias representativas de esa zona) y bajo unas condiciones específicas de elaboración y calidad.

Solo los aceites de oliva virgen extra que cumplen con esas normas tienen posibilidad de llevar en su etiqueta el sello de la Denominación de Origen. España cuenta con 29 D.O. de Aceites de Oliva repartidas por todo el país. Un testimonio de la excelente calidad de los aceites de oliva virgen extra producidos en España.

Para más información, visite la web de cada D.O.

Suscripción a newsletter

Suscribirme
Newsletter